CONTÁCTENOS

  • TEL. (+506) 2267 1818
Inicio / Blog / Noticias / Carlos Alvarado: “Un día me dije que iba a dejar tirado todo esto”

NOTICIA

DETALLE

Carlos Alvarado: “Un día me dije que iba a dejar tirado todo esto”

Jan . 2016
Por: admin
0 COMENTARIO(S)

Carlos Alvarado: “Un día me dije que iba a dejar tirado todo esto”

  • Actor cuenta algunos detalles de sus cerca de cuatro décadas haciendo teatro professional

Vivir del teatro no es tarea sencilla en Costa Rica, eso lo sabe bien el experimentado actor Carlos Alvarado. En sus cerca de cuatro décadas de subir al escenario experimentó desde la auténtica satisfacción por el trabajo bien hecho, hasta la frustración de las dificultades económicas.

Sin embargo su amor por la profesión siempre resulta aún más grande que los problemas. Un claro ejemplo fue el momento que decidió dejar su trabajo como asistente de un bufete, sus estudios de derecho y dedicarse por completo al teatro.

“Un día me dije que iba a dejar tirado esto (ser asistente en un bufete), renuncié a todo y me dediqué por completo a actuar. Por casualidades del destino casi al mismo tiempo apareció ‘La Pensión’, luego un trabajo en Pueblo Antiguo y de jueves a domingo por las noches al teatro: así sostuve dignamente a mi familia”, recordó.

La historia de este histrión costarricense, cual personaje principal de una puesta en escena, está llena de giros dramáticos.

Un dato que solo los más cercanos a Alvarado conocen es que su primer amor estaba en los cielos. Sus viajes entre Limón y el Valle Central en las aeronaves de hélices de Lacsa lo llevaron a estudiar aviación.

Concluyó toda la parte teórica, incluso tiene su licencia de piloto; sin embargo su destino era otro.

Por diversas razones personales dejó de lado la aviación, casi al mismo tiempo comenzó a estudiar en el Taller Nacional de Teatro, junto a maestros como Óscar Fessler. El amor entre él y las tablas fue inmediato.

Para principios de la década de 1980 ya estaba actuando en sus primeras obras, desde entonces no ha parado.

Los primeros años
Alvarado, actualmente miembro de la compañía de repertorio del Teatro Espressivo, aseguró que al ver lo que la profesión le permitió vivir solo puede calificarlo de “una aventura muy interesante”.

“Estos años ha sido muy interesantes porque me tocó ver cómo y cuánto está creciendo el movimiento teatral costarricense. Me tocó ver los primeros pasos de grandes colegas como Arnoldo Ramos, Melvin Méndez, Maria Steiner, Madeleine Martínez.

”También soy testigo de la profesionalización del teatro, de la llegada de los grandes festivales internacionales que nos dejaron ver a los mejores grupos del mundo como Rajatabla, Carbono 14 y aquí aprendimos rápido de ellos”, comentó Alvarado.

En estas tres décadas de carrera son muchas las obras en las que participó. Hasta el año 2000 llevó una bitácora, y en ese momento contabilizó un centenar.

Estar entrando en un personaje es como vivir otra vida, eso lo tiene bien claro y le gusta. De cada personaje aprende lo bueno y desecha lo que le parece inadecuado.

Al interpretar un nuevo personaje siente que se sale de la rutina y entra en otra realidad, aunque sea por unas horas.

“Todos los personajes te dejan algo, pero don Óscar Fessler nos dejó muy claro que una vez que termina la obra hay que despojarse de todo”, añadió.

¿Cuál personaje no olvida?: Luego de recabar en su memoria llega a una respuesta y afirmó “Un viejo con alas”, de la obra del dramaturgo nacional Melvin Méndez.

Para “Carlitos”, como le llaman sus colegas de más confianza, este papel le enseñó mucho de la importancia del arraigo a la tierra, al campo y a sensibilizarse ante las tragedias de los demás.

“Si la pregunta es cuál es el más difícil ese sería uno que hice hace muchos años en ‘La real cacería del Sol’, dirigida por Niko Baker con la Compañía Nacional de Teatro. Era una obra de la conquista del Perú y yo tenía el papel de Felipillo, un indígena que era el traductor de Pizarro y tuve que inventarme un lenguaje mío y eso me llevó mucho tiempo”, explicó el actor.

Actualmente Alvarado es parte de la obra El inspector, que el Teatro Espressivo presenta del 22 de enero al 20 de marzo. Ahí trabaja junto a un grupo variopinto de histriones.

Este actor, a quien muchos recuerdan también por su papel en la teleserie ‘La Pensión’, aprendió mucho de la vida del actor. No es de ir por la vida dando consejos, pero si se le pregunta él tiene claro cuál es el más importante de todo a la hora de estar en las tablas.

“La honestidad es lo más importante, tener honestidad con lo que se hace. También es muy importante leer mucho”, finalizó.

boletín espressivo - master